EDUCACIÓN

Gama de colores:
Conoce su influencia en el aprendizaje

Conoce cómo usar el color estratégicamente.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La gama de colores influye en el proceso de aprendizaje al aumentar la concentración y estimular el cerebro. Por otra parte, una escala de colores adecuada también juega un papel clave en el diseño de interiores. De esta manera, se vuelve imprescindible conocer la función de cada color y cómo estos pueden determinar el aprendizaje en el aula de clases.

¿Cuáles colores ayudan a aprender?

Los niños pasan la mayor parte del día en el salón de clases. Por ello, es importante que el mismo brinde calidez, sea confortable y estimule los procesos de aprendizaje. En este sentido, una gama de colores adecuada fomentará la concentración, la creatividad e incluso la socialización. Por tal motivo, es conveniente utilizar una gama de colores llamativos para provocar un estado de alerta y estimular la conciencia. Por otra parte, una gama de colores fríos, como azul y verde, puede evocar calma y estimular la concentración, y la conversación. Pero veamos, puntualmente qué función tiene cada color:

Sugiere orden, lealtad, paz, serenidad y seguridad, por lo tanto crea una sensación de comodidad.

Simboliza la naturaleza y el mundo natural. Representa equilibrio, crecimiento, tranquilidad, limpieza y serenidad.

Por su semejanza a la nieve, al hielo, y por el efecto de amplitud que provoca, estimula la concentración.

Fomenta la creatividad, la claridad y el optimismo, por lo que crea sentimientos positivos y mejora la atención.

Asociado con el amor, la calidez y la calma, este color se utiliza para avivar la imaginación. Pero no todos los colores son favorables para maximizar el proceso de aprendizaje. Existen otros tonos que pueden ser más bien distractores y dificultar la integración y la interacción.

¿Cómo los colores pueden distraer a los estudiantes?

La gama de colores juega un papel importante en el diseño de interiores de los espacios de los centros educativos. Comprender su significado y efectos es vital, ya que el uso excesivo de colores puede sobreestimular en lugar de inspirar. Por lo tanto, se debe buscar garantizar un equilibrio entre colores vivos y neutros.

Este color es potente y llamativo. Crea estado de alerta y emoción que puede sobreestimular al estudiante generando un estado de hiperactividad.

Considerado un color enérgico, puede aumentar el estado de alerta y estimular la conversación. Por ello, es mejor ubicarlo en pasillos o áreas sociales y no en el salón de clases.

Tips para integrar la gama de colores

Al elegir los colores apropiados para el diseño de interiores de los espacios educativos, debes crear un ambiente que refuerce el aprendizaje. Recuerda que cada ambiente cumple una función diferente y debe buscarse que el color la complemente.

  • Los esquemas de colores brillantes aumentan la actividad cerebral. Esto ayuda a los niños de aulas primarias a sentirse cómodos. 
  • A medida que los niños maduran, los colores profundos y tenues les estimulan sin provocar estrés o sin convertirse en distracciones. 
  • Para los pasillos, se recomienda usar colores frescos y alegres que pueden estimular la interacción entre los estudiantes. 
  • En los comedores se sugiere usar neutros con toques cálidos, que se ha demostrado favorecen el apetito. 
  • Los gimnasios son lugares de movimiento por lo que se suelen utilizar colores activos.

Estas ideas seguro te ayudarán a decidir cuál es la mejor gama de colores para cada espacio. No olvides que la selección de una adecuada gama de colores influye en la atención, concentración, comportamiento y por lo tanto en el aprendizaje.

+ inspiración