CORPORATIVO

EL SOFT SEATING COMO HERRAMIENTA DE DIFERENCIACIÓN

¡LOS TIEMPOS ESTÁN CAMBIANDO. Y LOS ESPACIOS TAMBIÉN!

Vivimos inmersos en un proceso de transformación digital que ha provocado un replanteamiento global en la forma en la que nos comunicamos y nos relacionamos. Un nuevo paradigma que obliga a replantear los espacios de trabajo para impulsar la inteligencia colectiva, utilizar la cooperación y alimentar la creación de redes con las que compartir tareas, intereses y emociones .

Atrás quedan los cubículos que nos aislaban totalmente, pero atrás también han quedado los espacios abiertos que obstaculizan del todo la privacidad o la concentración en el entorno laboral.

NUEVAS TENDENCIAS

Espacios orientados a generar bienestar:

86% de los problemas de productividad de las organizaciones están relacionados con el entorno de trabajo. Cuestiones como el Mobiliario, la distribución, la ventilación, y la presencia de elementos naturales pueden ser determinantes en el bienestar del empleado, en su creatividad y su compromiso con la empresa.

Espacios para las diferentes necesidades

Las personas deben ser el centro de todo y se debe buscar que se sientan mejor para que sean más productivas a través del diseño de los espacios de trabajo. Un espacio que entiende las tareas y las interacciones necesarias para que las cosas ocurran y los elementos que puedan generar mayor satisfacción.

Lo que hoy llamamos Cool Working es la metodología que aplicamos para diseñar
espacios. Un método desarrollado por Actiu para acompañar a las organizaciones que quieren sumarse al cambio a lo largo del proceso de desarrollo del espacio de trabajo, basado en el empleo de herramientas IOP (Innovación Orientada a las Personas).

El uso de mobiliario en las nuevas oficinas

Demandamos cada vez más espacios versátiles y flexibles: abiertos o cerrados, oscuros o luminosos, diáfanos o compartimentados. Los espacios de las nuevas oficinas deben apostar por la creatividad y la innovación pero también preocuparse por ser lugares acogedores que influyan positivamente en el bienestar de los empleados. Al final, espacios que trasciendan en nuestras vidas.

En ese sentido, los colores y texturas pueden influir directamente en nuestro estado de ánimo, la estética seria y aburrida debe desaparecer en pro de una imagen más cálida y acogedora. El uso de sofás, butacas y en general muebles que ayuden a vestir el espacio además de los sistemas de oficina, potencia la desconexión en ciertos momentos del día, inspira ideas creativas y necesarias para el proceso de negocio o ayudan a conectar distintas áreas de la organización.

Descúbre cómo utilizar el Soft Seating como herramienta de diferenciación.
Lo primero que debemos entender en la creación de espacios de nuestra oficina es que tienen un objetivo concreto. El mobiliario, los metros cuadrados disponibles, el uso de tecnologías, tipo de iluminación requerida vs existente o los colores a utilizar pueden variar mucho de un escenario a otro.

+ inspiración